Ser freelance en una sociedad políticamente correcta

Publicado: 19 junio, 2018 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Los profesionales de hoy en día buscan arraigar la labor autónoma o como actualmente se lo conoce “ser freelance“, siendo este un método de financiamiento que sustente su estilo de vida al que acostumbran, donde sea más que una opción:

  1. No tener jefes
  2. Manejar tu horario
  3. No gastar en transportes

Pero, ¿Qué es ser freelance?

Una vez que este término fue considerado como tal en 1903, varios oficios han adoptado esta palabra haciendo alusión a la labor independiente, como lo es el periodista freelance.

Esto quiere decir que, ser freelance es ser su propia empresa, trabajar de forma autónoma financiándose por medio de los servicios que ofrece a los clientes.

Dificultades políticas a las que se enfrentan

Trabajar como freelance es aventurarse a nuevas posibilidades laborales trabajando desde casa, sin embargo existen sus pros y contras. La labor independiente implica días llenos de trabajo y otros donde el hambre puede.

Es más, tendrás que lidear con una sociedad que sostiene que normal es ser empleado de una empresa y no un freelance. Incluso existen clientes que no premiarán lo que merece realmente tu servicio, aun así tendrás que superar esas limitantes y mejorar con el aprender haciendo.

La distancia ya no es un límite

Culturalmente en países desarrollados como Estados Unidos, el trabajo freelance es visto como una fuente de financiamiento rentable, cuya posición social es elevada, por ser una opción laboral para muchos usuarios tecnológicos.

Esta aceptación que ha tenido el freelance en los países anglosajones, ha despertado un mar de posibilidades en el mercado de habla hispana y latinoamérica. Países como España, están apostando por talentos humanos que a pesar de la distancia, buscan obtener un mejor servicio de quienes se ofertan como freelance.

Es así como Internet se ha convertido en la herramienta fundamental para este tipo de trabajadores, que no tienen hora ni lugar, pero sí las ganas de cumplir eficientemente con quienes deseen contratar sus servicios.

Día a día nace un freelance en alguna parte del mundo, quien en su tiempo libre desea generar dinero desde casa. El trabajo no es fácil, pero el Internet no entiende de límites.

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply