¿Cómo ser monotributista en Argentina?

Publicado: 28 abril, 2019 / Última edición: 5 marzo, 2020 /

Pasar de una relación de dependencia a realizar una actividad económica propia puede generar muchas dificultades, y más si muchos de los trámites se deben realizar a partir de la AFIP. Para conocer mejor el proceso de adhesión al monotributo, estos son los pasos a realizar y a tener en cuenta.

Para empezar, el monotributo es un régimen opcional y simplificado para los pequeños contribuyentes que tiene como objetivo simplificar el pago de impuestos, jubilación y obra social para éstos.  También se debe recordar que las actividades de los trabajadores independientes deben tributar anualmente el Impuesto a las Ganancias, y pagar mensualmente el Impuesto al Valor Agregado y la Cuota de Autónomas.

Al principio, resulta conveniente que estas tres obligaciones se cumplan mediante el Régimen Simplificado de Pequeños contribuyentes, denominado Monotributo, que establece un monto fijo mensual.  Los emprendedores deben tener bien claro la carga tributaria asociada, cumplir con ella y respetar el esquema de tributación más eficiente para etapa del emprendimiento.

Pasos a seguir

Para iniciar el trámite, el emprendedor debe obtener su Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) presentándose personalmente en la dependencia de la AFIP de su ciudad, un duplicado del Formulario 460/F y presentando el DNI junto a una fotocopia. Allí mismo se le entregará su “Clave Fiscal” para poder navegar en el sistema de la AFIP, y se registran los datos biométricos (se toma una fotografía, huellas dactilares y firma).

Recuerde que el “domicilio fiscal” no es el mismo que el “domicilio real” que figura en el DNI, sino que es aquel  en donde está situada la dirección de administración principal y efectiva de las actividades, que puede ser una oficina, un consultorio o un local.  

Para acreditar el domicilio fiscal se deben presentar al menos dos de los siguientes elementos, en original y copia:

  • a) Certificado de domicilio expedido por autoridad policial.
  • b) Acta de constatación notarial.
  • c) Fotocopia de alguna factura de servicios públicos a nombre del emprendedor.
  • d) Fotocopia del título de propiedad, contrato de alquiler o de leasing del domicilio fiscal.
  • e) Fotocopia del extracto de cuenca bancaria o del resumen de tarjeta de crédito.
  • f) Fotocopia de la habilitación municipal o autoridad municipal equivalente.

Una vez finalizada la visita a la AFIP, hay que ingresar a su página web oficial para cambiar la clave fiscal otorgada para mayor seguridad, aceptar los datos biométricos  y efectuar finalmente la adhesión al  monotributo: registrar la actividad económica.

En el inicio de actividades, el emprendedor debe encuadrarse en la categoría que le corresponda en relación a la magnitud física de la superficie que tenga afectada en la actividad. Luego de los primeros cuatro meses del emprendimiento, debe anualizar los ingresos obtenidos, la energía eléctrica consumida y demás gastos en dicho periodo para confirmar la categorización, determinar una recategorización o exclusión del régimen en caso de haber obtenido un inicio exitoso.

Una vez confirmada todos los datos, se obtiene la credencial para efectuar los pagos mensuales establecidos. Existen diferentes formas de pago como: débito automático de la tarjeta d crédito, débito de una cuenta a través de cajeros automáticos, adhesión al débito automático en una cuenta bancaria o mediante un V.E.P (volante de pago electrónico).

¿Quiénes pueden ser monotributistas?

Personas físicas que realicen ventas de muebles, obras, locaciones y/o prestaciones de servicios, integrantes de cooperativas de trabajo, sociedades de hecho e irregulares con un máximo de 3 socios.

¿Quiénes no pueden ser monotributistas?

Los ingresantes de sociedades no comprendidas en el Régimen o comprendidas, sujetos (personas) que se desempeñen en la dirección, administración o conducción de dichas sociedades, sujetos que realicen más de tres actividades simultáneas.

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply