LA ONU SUSPENDE CONVOYES A SIRIA DESPUÉS DE UN ATAQUE A CAMIONES DE AYUDA HUMANITARIA

Publicado: 20 septiembre, 2016 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

onu

El pasado martes 19 de septiembre Naciones Unidas anunció desde su sede en Ginebra la suspensión de todos los convoyes de ayuda destinados a Siria. La  notificación llegó un día después de un ataque aéreo mortal a un convoy de camiones de la ONU cargados con suministros cruciales para el país, como alimentos y medicinas. El ataque se produjo afueras de Alepo, después de que los militares sirios habían declarado el final de un período de siete días de alto al fuego.

Jens Laerke, portavoz de las Naciones Unidas, comunicó a la prensa en Ginebra que las autoridades están tratando de confirmar el número de muertos y heridos en el ataque del lunes por la noche. Además se encuentra en proceso una evaluación de la situación de seguridad en Siria.

Por su parte Stephen O’Brien, el jefe de la agencia de Naciones Unidas que coordina la ayuda internacional, expresó en un comunicado oficial que el ataque sería de un crimen de guerra si se comprueba que estuvo intencionalmente dirigido a los trabajadores de ayuda humanitaria. Además, solicitó una investigación independiente, expresando que “los autores deben saber que un día serán considerados responsables de violaciones del derecho internacional humanitario y  de los derechos humanos”.

El convoy enviado por la ONU estaba conformado por de 31 camiones con suministros claves como medicinas y alimentos y se encontraba escoltado por Syrian Arab Red Crescent.  Al momento del hecho, se encontraba atravesando las zonas controladas por los rebeldes de la provincia occidental de Alepo cuando fue alcanzado por un ataque aéreo.

El ataque aéreo ocurrió cuando trabajadores de ayuda humanitaria estaban descargando los suministros. Murió un alto funcionario de la institución Syrian Arab Red Crescent y varios civiles, pero los informes iniciales que anunciaban la cifra de 14 personas muertas no se pudieron confirmar aún, dijo Benoit Carpentier, un portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

Los camiones transportaban harina de trigo, nueve toneladas de medicamentos y ropa de invierno para unas 78.000 personas. Las bombas también destruyeron un hospital, anunció Carpentier. Este ataque pone en una situación aún más vulnerable a Siria y perjudica principalmente a la población civil, víctima del conflicto nacional que causó hasta el momento 470.000 muertos y cinco millones de refugiados, cifras que crecen día a día.

Enlace en idioma original: http://www.nytimes.com/2016/09/21/world/middleeast/aid-convoy-syria-attack.html?ref=world&_r=0

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply