Los perros entienden lo que decimos

Publicado: 14 septiembre, 2016 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Nuevo estudio sugiere que el aprendizaje del vocabulario no es exclusivo de los humanos. Según un nuevo estudio de la revista Science, publicado el 30 de agosto de 2016, los perros entienden las palabras que usamos para dirigirnos a ellos y también la entonación con las que las utilizamos. Los perros utilizan regiones del cerebro parecidas a las que usan los humanos, y por lo tanto, los investigadores concluyen que esta capacidad de aprendizaje no es exclusivamente humana.

Este estudio se realizó en el departamento de etología de la Universidad de Loránd en Budapest (Hungría) con trece perros de razas diferentes en una máquina de resonancia magnética funcional para analizar sus reacciones al lenguaje. Los resultados revelan que los perros reconocieron cada palabra, independiente a su entonación, como algo distinto utilizando el hemisferio izquierdo del cerebro, al igual que los humanos.

Para este propósito, los investigadores querían comprobar si en los perros estos dos mecanismos tanto de habla como de entonación, funcionan por separado. Con este fin, los perros escucharon unas grabaciones con las voces de sus instructores que mezclaban distintas palabras de elogio y neutras con diferentes tipos de entonación.

Los investigadores comprobaron que los perros diferenciaron tanto el significado de las palabras como la entonación en que se expresaban y lo hacían con el hemisferio izquierdo. Asimismo, al igual que los humanos, los perros procesan la entonación por separado del vocabulario.

“Este estudio es el primer paso para comprender cómo los perros interpretan el habla humana y puede ayudar a entender la comunicación entre los perros y los humanos y así hacerla más eficiente”, explica Attila Andics, investigador principal del estudio y profesor de la Universidad de Loránd, en Budapest.

Andics asegura que su investigación amplía el panorama sobre la aparición de las palabras durante la evolución del lenguaje. Según los autores, la domesticación canina ha influido en la aparición de una disposición cerebral que les permite esta capacidad. No obstante, señalan que es muy poco probable que los perros desarrollen las capacidades necesarias relacionadas con el habla.

 

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply