Incendio demoledor en el Museo Nacional de Brasil

Publicado: 18 septiembre, 2018 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

El domingo alrededor de las 19.30 horas comenzó, por causas aún desconocidas, el fuego que consumió al edificio creado hace 200 años en Río de Janeiro.
Si bien, según los primeros informes, no hay víctimas fatales, la tristeza por la pérdida de las obras que se encontraban dentro es mundial. Es que este era uno de los museos más importantes del país y uno de los más grandes de América Latina.
Solo cuatro vigilantes estaban presentes cuando se iniciaron las llamas en la pinacoteca, ya que el edificio se encontraba cerrado al público. Enseguida los bomberos comenzaron con su labor junto con los camiones hidrantes, pero la tarea les resultó por demás difícil; es que el recinto está construido principalmente con pisos de madera y piezas que han sido conservadas en alcohol, y que no hicieron más que avivar las llamas.
Dentro del museo se encontraban piezas claves de la historia no solo de Brasil, sino de toda América Latina y de otras regiones:
– Esqueletos de dinosaurios encontrados en la zona de Minas Gerais
– Luzia, el fósil humano más antiguo (12 mil años) descubierto en América
– La biblioteca científica más completa de la región
– Más de 100 mil objetos provenientes de distintas civilizaciones de América, Europa y África, desde el Paleolítico hasta el siglo XIX
– La colección arqueológica clásica más grande en su género
– Alrededor de mil ochocientos artefactos producidos por las civilizaciones amerindias durante la era precolombina

La historia en el último lugar

Según empleados del museo, desde 2014 que el gobierno no pasa a las autoridades del establecimiento los más de 128 mil dólares anuales de fondo que este tiene destinados para su conservación y restauración. Esto condujo a un gran estado de deterioro de su estructura y de las instalaciones eléctricas. Si bien no está confirmado que esto sea lo que causó el incendio en primer lugar, sí es una realidad que atravesaba el museo y por el que todos se lamentan.
El actual presidente de la región, Michel Temer, dijo en Twitter:

La pérdida del acervo del Museo Nacional es incalculable para Brasil. Se perdieron 200 años de trabajo, investigación y conocimiento.

La vicedirectora del museo, Cristina Cerejo, declaró que creía que la mayor parte de la colección había quedado destruida, aunque esperaba que se hubieran salvado algunas piezas que se conservaban en el Anexo.

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply