¿Hambre? ¡Cómeme!

Publicado: 16 noviembre, 2017 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Todos conocemos el hambre, especialmente cuando la situación (y el bolsillo) aprieta. En momentos así, lo único que queremos es llevarnos algo a la boca, ya sean ratas, insectos…personas. Así es, nuestros semejantes pueden verse igual que un jugoso bistec, algo que el capitán John Boyd (interpretado por el actor Guy Pearce) tuvo que aprender de la peor manera.

Ravenous (Voraz en español), un filme del año de 1999, dejó muy en claro que su directora Antonia Bird es capaz de ponerte los pelos de punta y, ¿por qué no? También tentar a tu estómago.

¡A cenar!

1847, el año en que el capitán Boyd llega a la Sierra Nevada para alejarse de los problemas, pero como a menudo sucede, éstos siguen al que no quiere tener nada que ver con ellos. Se aparecen junto a un hombre de Dios (interpretado por el talentoso Robert Carlyle) que irrumpe en su vida para suplicar auxilio para una cierta dama, atrapada en una cueva en compañía de cierto caníbal al que los indios llaman cariñosamente Windígo. El resto es una receta que, pese a su contenido insano, no deja de abrirte el apetito.

¿Buen apetito?

Ravenous es una historia que se desvía del canibalismo cinematográfico. Aquí no hay modales, tampoco excusas. Sólo una gula interminable por ese guiso que se cocina a fuego lento. En sus ciento tres minutos de duración no hallarás nada de “buen gusto” y que puede que la mayor parte del tiempo tengas revuelto el estómago. ¡Buen apetito!

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply