Debate historiográfico en torno al nazismo y a la figura de Hitler

Publicado: 2 agosto, 2017 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Con respecto al nazismo,  los  intencionalistas  responsabilizan ideológicamente a Hitler y sus dirigentes. Las primeras décadas,  tras la  guerra,  fue común  por desconocimiento de las estructuras del  estado nazi y para desligarse, los implicados,  de culpabilidad.

Para los  funcionalistas fue un subproducto de  las estructuras económicas, tras  firmar el Tratado de Versalles se obliga a la República de Weimar a pagar un  resarcimiento económico,  por culparla del conflicto;  Políticas,  siendo un   régimen inestable   al conservar las viejas instituciones;  y sociales:  el  odio hacia  los judíos por endosarles  la “puñalada por la espalda” y  la debacle  económica, sentimiento acrecentado por   “Los protocolos  de los sabios de Sion” que  expresan  un plan judío de dominación.  Sabiéndose luego la autoría de la policía secreta rusa.

Por otra parte, el historiador Ian Kersaw, estructuralista moderado,  postula que si bien  Hitler fue indispensable  fueron necesarias ciertas estructuras.  Con respecto a su responsabilidad  se pregunta si fue un dictador débil o el amo del  Tercer Reich. Algunos  aseveran su debilidad ya que los dirigentes actuaron autonamente, intuyendo su aprobación. En “Dictadura Nazi”  concluye: ninguno de ambos.

Kershaw cuestiona: ¿Se puede analizar racionalmente lo irracional? Responde: la capacidad del historiador es insignificante  frente  al holocausto.

 

 

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply