CARTAS ASTRALES: CREER O REVENTAR

Publicado: 2 agosto, 2017 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

La astrología consiste únicamente en la información que se puede encontrar en ciertas publicaciones cotidianas, como ser periódicos o revistas o algunas gacetillas. Craso error.

La astrología es la psicología de la antigüedad. Su origen se pierde en la noche de los tiempos ya que existe desde hace más de tres mil años. Nació con la civilización misma, en la Mesopotamia de sumerios y caldeos que la practicaban.

En diferentes épocas históricas, grandes figuras sistematizaron y ampliaron su bagaje conceptual, tales como Claudio Ptolomeo, Johannes Kepler, Sir Isaac Newton, Carl Gustav Jung y Alfred Adler, entre otros.

Tuvo, desde su remoto origen, aplicaciones absolutamente prácticas. Por ejemplo: poder decidir el mejor momento para cultivar o cosechar, con quién poder tener un vínculo afectivo duradero, qué senda es la más conveniente para dirigir la propia existencia, si es ventajoso o no realizar tal o cual negocio o con quién llevar a cabo una determinada asociación o alianza y cuándo. Hoy en día se puede recurrir a ella para tener clara la propia vocación o para decidir qué momento es el ideal para invertir en qué.

Esta arte milenaria se expresa con mapas del cielo que se denominan cartas astrales y que en el siglo XXI ya nadie realiza a mano sino con el auxilio de programas computacionales adecuados, creados por especialistas. Así se conjugan la sabiduría de los siglos pasados con la practicidad moderna.

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply