3 aspectos a considerar a la hora de tramitar el certificado de eficiencia de tu hogar

Publicado: 23 mayo, 2018 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

El Certificado de eficiencia energética posee una duración aproximada de diez años quedando su renovación bajo la responsabilidad del propietario del inmueble particular.

Todas las normativas que hacen referencia al proceso de obtención del documento, fueron publicadas el 13 de abril del 2013, sin embargo los sondeos demuestran que el público aun no domina aspectos muy importantes del hecho. Este artículo se propone ahondar más detalladamente en determinados aspectos ofreciendo útiles consejos para su apreciación.

Características principales con las que todo certificador debe cumplir.

 

De acuerdo con lo expuesto en el artículo 1.3 del Real Decreto, el técnico encargado de este tipo de trámites deberá poseer el nivel educativo suficiente como para capacitarlo ante actividades como la redacción de proyectos civiles y la construcción de obras de edificación en general.

De esta manera algunas de las titulaciones académicas que son referidas por el citado código legal, son la de arquitecto e ingeniero, ambas también dentro de lo posible que incluya a su modalidad técnica. A la hora de solicitar el certificado de eficiencia, es necesario que al ente al cual se le asigna la tarea cumpla con este tipo de perfil restrictivamente.

¿En qué órgano de la autonomía es posible registrar el certificado de eficiencia?

 

De acuerdo con las directrices impuestas por el Ministerio de Energía y Turismo en su artículo 5.6, se otorga esta responsabilidad a cada uno de los organismos competentes que han sido específicamente creados en cada comunidad autónoma correspondiente.

Algunos de los centros más importantes de acuerdo a nuestras regiones, serán las estaciones de Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias y Cantabria. Los cuales en ciertos casos, implicara el cobro de una tasa.

¿Qué sanciones puede acarrear la venta de una inmueble que carezca del mismo?

 

El incumplimiento de estas y otras normativas asociadas, será sancionado mediante una categoría de multas sucesivas, las cuales como se establecen en el artículo 18 del Real Decreto, se clasificarán entre multas leves, graves y muy graves. Los montos se las mismas oscilaran entre los 300 y 6000 euros según sea su caso según sea su caso.

Entre aquel tipo de faltas que se consideran como leves, estarán aquellas en las que toda propiedad se ponga a la venta, sin su certificado, las de mayor grado involucran la entrega de información incompleta o bien el no realizar trámite ante el organismo correspondiente. Por último, las faltas muy graves, pasan de eventos como la entrega de un certificado de eficiencia con un perfil de datos falsificado.

 

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta

Leave a Reply