10 consejos para lograr lo que sea en la vida

Publicado: 23 febrero, 2017 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Inga Stasiulionyte fue durante su carrera una exitosa atleta olímpica.
Ha contado con los mejores entrenadores durante su carrera deportiva de 20 años, y también fue así cuando compitió en las olimpíadas de 2008.
Pero cuando inició su propia compañía, compartir su experiencia sobre psicología motivacional y entrenamiento con otros, no fue tan fácil como creyó que podía ser.
Lanzar un nuevo negocio no es facil. Tienes que abandonar la comodidad de una paga estable para meterte dentro de lo desconocido. Muchas cosas entorpecen nuestro camino, como el miedo y la inseguridad. Y hay algo más importante que todo: la motivación.

Al recordar sus días como atleta, entendió lo que era diferente. Recuerda qué (o quién) la sacó adelante incluso cuando no quería. La diferencia era, como atleta, que tenía una agenda estructurada y un entrenador ante quien cumplir. La estructura nos mantiene concentrados y un entrenador nos presiona y nos desafía.
Esta agradecida de haber pasado esa etapa y fundó Onbotraining, un servicio de entrenamiento en línea que ayuda a la gente a alcanzar sus metas. Ha decidido recoger las lecciones que ha aprendido en su camino y compartirlas con otros como tú, apuntando a ser mejores.
Así que he aquí sus 10 consejos para alcanzar lo que quieras en la vida.

1. Concéntrate en el compromiso, no en la motivación.
¿Qué tan comprometido estás con tu objetivo? ¿Cuán importante es él para tí, y qué estás dispuesto a sacrificar para lograrlo? Si te sientes totalmente comprometido, la motivación vendrá después.

2. Busca la experiencia, no los resultados.
Si te concentras en la excitación de descubrir, mejorar, explorar y experimentar, siempre estarás motivado. Si te concentras sólo en los resultados, tu motivación será como el clima (se terminará cuando te encuentres con una tormenta). Así que la clave es concentrarte en el camino, no en el final. Piensa en lo que estás aprendiendo mientras y qué puedes mejorar.

3. Haz el camino entretenido.
¡Es un juego muy entretenido! Cuando se convierte en algo serio, hay una gran chance de que empieces a cargar un gran peso emocional y pierdas perspectiva y te empantanes otra vez.

4. Líbrate de pensamientos negativos
Los pensamientos influyen sobre los sentimientos y éstos determinan cómo ves tu trabajo. Tienes muchos pensamientos en tu cabeza, y siempre tienes la opción de concentrarte en los que te empantanan emocionalmente (miedos, dudas) o los que te mueven hacia adelante (excitación, experimentación, probar nuevas cosas).

5. Usa tu imaginación
El siguiente paso luego de librarte de pensamientos negativos es usar tu imaginación. Cuando las cosas van bien, estás lleno de energía positiva, y cuando experimentas dificultades, deberás ser aún más enérgico. Así que recrea tu situación. Si vives repitiendo “Odio mi trabajo”, ¿Qué crees que esas palabras van a evocar? ¡Es un tema de imaginación! Siempre puedes encontrar algo de qué aprender hasta del peor jefe del mundo en el trabajo más aburrido.

6. No seas autocomplaciente
La motivación significa acción y la acción trae resultados. A veces tus acciones no logran los resultados que quieres. Así que prefieres ser autocomplaciente y no ponerte en una situación dificil. Mientras esperas una oportunidad, te diriges al estancamiento y a veces a la depresión. Sal de ahí, desafíate a tí mismo, haz algo que quieres hacer incluso si tienes miedo.

7. Elimina las distracciones

Las distracciones estarán siempre en tu camino, especialmente esas cosas simples que harías en lugar de concentrarte en nuevos desafíos y proyectos. Aprende a concentrarte en lo más importante.

8. No confíes en otros
Nunca debes esperar que otros lo hagan por tí, ni tus compañeros, amigos, o jefe. Ellos están ocupados con sus propias necesidades. Nadie logrará los objetivos por tí. Todo depende de tí.

9. Planea.
Conoce tus tres pasos adelante. No necesitas más. Completa tu calendario semanal con “cuándo” lo harás, “qué” y “cómo”. Cuándo-qué-como es importante a la hora de agendar. Revisa cómo fué cada día por lo que aprendiste y qué puedes mejorar.

10. Protégete del stress.

Es fácil tener ataques de stress cuando estás muy motivado. Obsérvate a tí mismo para reconocer cualquier señal de cansancio y tómate tiempo para descansar. Tu cuerpo y mente descansarán cuando te asignas tiempo para la relajación y entretenimiento en tu calendario semanal. Haz diversas tareas, cambia entre algo creativo y algo lógico, algo físico y algo quieto, trabajar solo o con un equipo. Cambia de lugares, medita y respira profundamente, cierra tus ojos, o concéntrate en sólo una cosa por cinco minutos.

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply