El incendio del Museo Nacional de Brasil deja entre las cenizas un legado de la humanidad

Publicado: 23 septiembre, 2018 / Última edición: 20 agosto, 2019 /
El Museo Nacional de Brasil deja entre las cenizas un legado de la humanidad

El mes de septiembre comenzó con lo que muchos han calificado como una gran tragedia para la humanidad, el incendio del Museo Nacional de Brasil.

Eran las 7:30 p.m. (hora de Brasil) del día domingo 2 de septiembre cuando se dio a conocer la noticia del incendio de Museo Nacional de Brasil. Afortunadamente no se registraron pérdidas humanas. Sin embargo, la destrucción de alrededor de 20 millones de piezas, sepultaron entre las cenizas más de 200 años de investigación, estudio y recolección. Todos estos artefactos y artículos eran pertenecientes a diferentes períodos de la historia de Brasil y el mundo.

Durante 9 horas los bomberos combatieron las llamas del Museo Nacional de Brasil

Hasta el día de hoy no se ha determinado cuál fue la causa del implacable y voraz incendio. Pero según relatos de quienes trabajaban en la institución el deterioro por falta de fondos seria la principal causa. También se podría sumar  a ello la falta de hidrantes en los alrededores el museo. Otra de las causas es que las piezas se conservaban en material inflamable.  Además los pisos de madera contribuyeron con lo ocurrido.

Vista del incendio del Museo Nacional de Brasil

Incendio del Museo Nacional de Brasil

Breve historia Museo Nacional de Brasil

La edificación del Museo Nacional de Brasil era antiguamente el Palacio de São Cristovão en la Quinta da Boa Vista. Este lugar sirvió de hogar a la familia Real Portuguesa. Después de la guerra de Independencia, albergó a los miembros de la familia Imperial Brasileña. El museo fue fundado por Juan VI, quien era el Rey de Portugal, el 6 de Junio del año 1818.

Actuación de los Bomberos en el Museo Nacional de Brasil

Vista de la fachada del Museo Nacional de Brasil

En los años 20 el Museo Nacional de Brasil fue testigo de la visita del científico Albert Einstein, y de Marie Curie. Sus paredes albergaban esqueletos de dinosaurio que eran únicos en su tipo.  También reposaban los restos de una mujer llamada Lazia, un fósil humano de 12 mil años de antigüedad, el más antiguo encontrado en el continente. Contaba con la colección arqueológica más grande de América latina con más de 100 mil piezas provenientes de Europa, América y África. Además incluía piezas de la civilización etrusca, griega, romana e italiana. Una de las mayores bibliotecas científicas también se encontraba en el museo, y hoy día se volvió cenizas. A pesar de tener tantas piezas de valor histórico mundial, solo el 1% era exhibido al público.

Bomberos y voluntarios lograron rescatar el 10% de todo el acervo del Museo Nacional de Brasil. Varias organizaciones culturales comenzaron ya diferentes campañas de recolección de fondos para la restauración del museo.

Compartir TWITTEAR

Más noticias como esta