Ahmad Sarmast, fundador del Instituto Nacional de Música de Afganistán

Publicado: 18 febrero, 2018 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Instituto Nacional de Música de Afganistán fue fundado por el director Ahmad Sarmast

En Afganistán, tras años de guerra y violencia, las intalaciones culturales de Kabul están resurgiendo de sus ruinas. El doctor Ahmad Sarmast es una de las personas que está intentando recuperar el amor por la música en el país. Él fue el encargado de fundar el primer conservatorio de Afganistán, retornando la alegría a las calles del país.

Antes de la fundación del instituto en 2013 no se podía encontrar una sola orquesta en todo el país arrasado por la guerra.La media de edad de los músicos es de 16 años y todas las étnias están representadas.

Ahmad Sarmast, fundador y director de Instituto Nacional de Música de Afganistán, dice: “En esta orquesta se puede ver un bonito mosaico y una muestra de las diferentes étnias de Afganistán en una orquesta. También les enseña cómo de fácil es vivir en comunidad.”

El doctor Sarmast fue el primer ciudadano afgano en obtener un doctorado en música. En 2010 dejó la vida y la carrera que tenía en Australia para volver a Afganistán, donde no tenía ni capital, ni profesores, ni tan siquiera instrumentos musicales.

Su sueño era hacer de la música una cura. Un sueño que casi le costó la vida. El 11 de diciembre de 2014, en el momento en el que actuaba un grupo en el Centro Cultural francés se produjo una gran explosión que sacudió el edificio. Sarmast estaba al lado de un terrorista suicida. Milagrosamente el músico salvó la vida pero perdió la audición en el oído izquierdo.

Ashraf Ghani, presidente de Afganistán, dice: “El volvió a pesar de haber sido herido. No nos va a dejar para ser profesor en Australia. Él se siente orgulloso de liderar esta orquesta porque estos niños son la voz del futuro, una esperanza de futuro.”

La historia del doctor Sarmast logró la atención internacional. Su escuela ha conseguido ayuda del Banco Mundial,  el apoyo de varios profesores internacionales y el 14 de febrero lo nombraron ganador enla categoría de música clásica del Premio Polar 2018, considerado “el premio Nobel” de la múscia.

Sarmast dice: “He oído cosas sobre mí en diferentes organizaciones nacionales e internacionales, ellos consideran que hemos conseguido que Afganistán sea un lugar más feliz. Ese es el mayor premio que yo y mi familia podemos recibir.”

La escuela de música sigue rodeada de fuertes medidas de seguridad para evitar incidentes. Dentro de estas barreras el colegio es un paraíso para los niños que deseen aprender sobre música. Para el doctor Sarmast la sonrisa en sus caras hace que todo lo que ha pasado merezca la pena.

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply