5 cosas que hacer si tu iPhone se cae al agua

Publicado: 3 noviembre, 2015 / Última edición: 20 agosto, 2019 /

Si tu iPhone se cayó al agua por accidente, puedes aplicarle estos primeros auxilios para que los daños sean lo menores posible. Veamos las cosas que hacer si tu iPhone se cae al agua.

iPhone fuera del agua

Esto es lo primero, y lo más obvio, que debe hacerse porque cada segundo dentro del agua cuenta y si permanece demasiado tiempo sumergido puede que los daños sean irreparables.

Apágalo

Presiona el botón de apagado del iPhone después de que lo hayas sacado del agua y luego quítale la carcasa o funda en la que lo hayas puesto. Puedes dejar los protectores de pantalla en caso de que no tengan burbujas de agua.

A secar

Seca el aparato con algún trapo que tengas a la mano, puedes ser una camiseta, un paño o un calcetín. Limpia la pantalla, los laterales, la parte trasera y presta mucha atención a los botones de encendido, al home, volumen y a las ranuras de los altavoces, micrófonos y demás. Trata de secar cualquier humedad que veas.

Usa un bastón de algodón o cotonete para quitar el agua de las salidas de audio y de las gritas pequeñas. Si no puedes conseguir un bastón, toma un palillo o un lápiz fino para que seques la humedad en esos lugares.

Desconecta auriculares

El siguiente paso es desconectar los auriculares, cargadores cables USB y accesorios de inmediato y, cuando ya esté eliminada la humedad por completo, coloca el dispositivo en una bolsa con arroz.

El truco de la bolsa con arroz

Para esto necesitarás una bolsa ziploc o similar, arroz y paciencia durante un día y medio. Ya que tengas esto mete el iPhone en la bolsa hermética y báñalo con el arroz por completo hasta que quede bien cubierto, luego sella con un poco de aire en el interior.

Evita el arroz enriquecido ya que deja residuos de polvo en el aparato y se mete en las ranuras, así que más que una solución podría resultar en todo o contrario. Ten en cuenta que el resultado será más favorable según el tiempo que el dispositivo esté sumergido en el arroz. Lo más aconsejable es que lo dejes descansar por 36 horas y después podrás encenderlo normalmente.

Compartir TWITTEAR

Leave a Reply