Sueños plasmados en arte

Publicado: 17 enero, 2019 / Última edición: 21 enero, 2019 /

Artista plástico venezolano que se dejó envolver en el mundo del arte desde joven

El artista plástico venezolano Alexis Sequini refleja a simple vista su sencillez, generalmente viste con una camisa manga larga doblada hasta los codos y unos cómodos pantalones. La alegría y el conocimiento son atributos que lo complementan, pues acompaña cada dato curioso con un toque burlón.

Las manos de Sequini representan su pasión y su gran vicio, manchas de pinturas coloridas tratan de cubrir sus amarillentos dedos que delatan su debilidad por el cigarro; son ásperas como las de cualquier escultor.  En Guarenas y Caracas fue donde vivió parte de su niñez y adolescencia; razón por la cual estudió 2 años Cine en el Ateneo de Caracas.

– Entonces, ¿El vínculo con el arte vino de su padre?

-Sí, la sensibilidad con el arte vino de mi padre. Éramos 3 hermanos, mi hermana estudió la parte teórica y mi otro hermano estudió 2 carreras, pero empezó a querer hacer algo con las manos y fue entonces cuando tomó un curso de panadero (risas). Ahora me dedico a ser escultor de piezas artísticas.

– ¿Cómo fue su experiencia con la fotografía?

-Duré 14 años como fotógrafo, hice fotografía publicitaria, trabajé cubriendo festivales en Europa, donde conocí los más grandes directores de teatro del siglo XX. “Llegué a fotografiar los relámpagos del Catatumbo en el mes de agosto bajo una tormenta eléctrica a la 1 de la mañana.”

Alexis Sequini, con pasión artística y miedo a la muerte, no deja descansar su mente ni dormido; siempre está en un constante proceso creativo.

Deja un comentario