Desde el celular usted puede controlar un Nanomarcapasos

Publicado: 9 diciembre, 2018 / Última edición: 10 diciembre, 2018 /
Ingeniero Electricista

 

Hace 60 años el primer Marcapasos interno, inventado por el Ingeniero Electrónico Jorge Reynolds Pombo, pesaba 50 kilogramos, actualmente los avances tecnológicos permiten que su peso disminuya hasta alcanzar 1,7 gramos, lo que permite que por primera vez se utilice la nanotecnología en humanos.

El Nanomarcapasos puede conectarse con el celular para que cardiólogo pueda saber cómo está funcionando el dispositivo y en dado caso cambiar los patrones de funcionamiento del artefacto. Se anticipa que muy pronto será incorporado el Sistema de Posicionamiento Global GPS para ubicar con precisión en dónde se encuentra el paciente con su Nanomarcapasos.

Este revolucionario dispositivo implantado por medio de un catéter no necesita baterías. Según Jorge Reynolds Pombo Para recargarse lo hace a través de un cristal revestido de cerámica que hace posible la producción de corriente mediante la contracción cardíaca.

Por otra parte, al reducir el peso y tamaño del dispositivo, el precio también se minimiza para el paciente, especialmente para las personas menos favorecidas. Anteriormente un marcapasos convecional costaba 12 mil dólares, la nueva tecnología solo vale 1.000 dólares.

Esta innovación científica y tecnológica desarrollada en la Clínica Sahio, Colombia, ha contado con el apoyo del Universidad de Ciencias y Tecnología de Taiwan, de países europeos y de Estados Unidos.

Finalmente, el Marcapasos está considerado como uno de los inventos más importantes en el mundo y ha salvado cerca de 80 millones de personas con bloqueos en su corazón. Esta invención se debe a la pasión de un ingeniero electrónico por el estudio del funcionamiento del corazón, especialmente por el de las ballenas, con el objetivo de comprender cómo solucionar los problemas cardíacos en los humanos. Según su creador Mi primer aprendizaje es que el corazón es un sistema eléctrico y que sus problemas en sí mismos son electrónicos.

Deja un comentario